20 de diciembre de 2009

La Purificación del Templo Juan 2:12-25


El objetivo de estudio de este pasaje en esta ocacion es el de rendir nuestra vida a Jesús, en un espíritu humilde y un corazón quebrantado, a fin de que santificándola con el poder de su resurrección y su amor, la convierta en un templo útil y digno para Su gloria.

Juan 2:12-17
En estos versículos podemos entender por el Espíritu, que Dios no puede pasar por alto el pecado representado aquí como quienes le dan la espalda al propósito de Dios para su templo, y lo entregan en fornicación para los placeres y las codicias de este mundo.

1Co 3:17 Ustedes son el templo santo de Dios, y a cualquiera que destruya su templo Dios también lo destruirá.

Juan 2:18-22
Estos versículos nos revelan maravillosamente que el único poder para santificar este templo,se encuentra en su resurrección.

Flp 3:1 Además, hermanos, alégrense de estar unidos al Señor. A mí no me molesta repetirles lo que ya les había escrito, y a ustedes les hace bien que lo repita.
Flp 3:2 ¡Cuídense de esa gente despreciable y malvada, que los quiere circuncidar!
Flp 3:3 Los verdaderos circuncidados somos nosotros, los que guiados por el Espíritu adoramos a Dios y estamos orgullosos de pertenecer a Jesucristo. Nosotros no creemos que podamos hacer nada para salvarnos. Si la salvación dependiera de la circuncisión, yo podría sentirme más orgulloso que cualquiera:
Flp 3:5 me circuncidaron a los ocho días de nacido, pertenezco a la nación de Israel y soy de la tribu de Benjamín; ¡soy más hebreo que muchos hebreos! En cuanto a cumplir la ley, pertenecí al grupo de los fariseos.
Flp 3:6 Tanto me preocupaba por cumplir la ley que perseguía a los miembros de la iglesia. ¡Nadie puede culparme de no haber cumplido la ley!
Flp 3:7 Pero, gracias a lo que Cristo hizo por mí, ahora pienso que no vale la pena lo que antes consideré de valor.
Flp 3:8 Todo eso lo he dejado a un lado, y lo considero basura, con tal de llegar a conocer bien a Cristo, pues no hay mejor conocimiento. Y quiero que Dios me acepte, no por haber obedecido la ley sino por confiar en Cristo, pues así es como Dios quiere aceptarnos.
Flp 3:10 Por eso, lo único que deseo es conocer a Cristo; es decir, sentir el poder de su resurrección, sufrir como él sufrió, y aun morir como él murió,


Juan 2:23-25
La palabra de Dios nos permite reflexionar una vez mas, en estos versículos acerca de la omnisciencia de Jesucristo quien conoce perfectamente los corazones de los hombres, y es experto para identificar con exactitud las características necesarias de los materiales requeridos para poder edificar su templo.
Bendiciones
Enrique

16 de diciembre de 2009

El principio de señales,Juan 2:1-11




De los muchos milagros que Cristo realizó, Juan seleccionó siete y los llama “señales” con el propósito de apuntar y probar Su deidad. Estas siete señales establecen un cuadro de la salvación. La octava señal que se registra en el capítulo 21 (pesca superabundante), fue sólo para los discípulos y constituye una figura del propósito de la salvación.


Milagro: dúnamis= manifestación de poder.
Señal: semeíon= indicación, signo que apunta hacia algo.

Las primeras tres señales muestran cómo la salvación viene al pecador:

1. Agua en vino (2.1–11): la salvación es por la Palabra. V. 5
2. Sana al hijo de un noble (4.46–54): la salvación es por fe. V. 50
3. Sana al paralítico en Betesda. (5.1–9): la salvación es por gracia. V. 6-8

Las cuatro últimas señales muestran los resultados de la salvación en el creyente:

4. Alimenta a cinco mil (6.1–14): la salvación trae satisfacción. V. 12
5. Calma la tormenta y camina sobre el mar. (6.16–21): la salvación trae paz. V. 21
6. Sana al ciego de nacimiento. (9.1–7): la salvación trae luz. V. 7
7. Resucita a Lázaro (11.38–45): la salvación trae vida. V. 25

Demos inicio a este capítulo con la primera señal que Jesús realiza con el objetivo de manifestar Su gloria y fundamentar la fe de sus discípulos.

Devemos entender el destino al que apunta esta primera señal de Jesucristo y crecer en nuestra fe al observar la manifestación de Su gloria.

Las manifestaciones de Su gloria a través de esta señal.

1 . Las Bodas. ( V.1)


Jesús escoge el inicio de Sus señales en esta boda para asegurar el éxito de la misma y a su vez reafirmar el carácter sagrado del pacto matrimonial. Recordemos que tanto en Génesis (2:24) como en Apocalipsis (19:7-9) Dios inicia y termina la historia del hombre con un pacto de unión eterna.

2 . La Obediencia al Padre. ( V. 2-4)

Las bodas en los días de Jesús eran fiestas de una semana de duración. Los banquetes se preparaban para muchos invitados y la semana se la pasaban celebrando la nueva vida de la pareja. Muchas veces se invitaba a todo el pueblo y la gente iba, ya que se consideraba un insulto rehusar la invitación a una boda. Para atender a tanta gente, se necesitaba una planificación cuidadosa. Era una vergüenza que se acabara el vino, pues rompía las leyes tácitas de la hospitalidad. Jesús quiso resolver un verdadero problema.

Ante la circunstancia de la falta de vino, María se acerca a Jesús para exponerle esta necesidad. La respuesta de Jesús, lejos de ser descortés o dura, es una respuesta que revela a Su madre, la nueva dimensión en la que debía ver a Jesús, como Señor y Salvador.

El termino mujer (señora o dama), es un término honroso pero lejano, y al decirle “que tienes conmigo” enfatiza que el vinculo biológico ya no tiene peso y que solo la voluntad del Padre determinaría el tiempo y las señales que El haga.
Jesús sabía de antemano esta necesidad, pero deja en claro que Su obediencia será primeramente al Padre. (Jn 5:30) por sobre la sugerencia o pedido de su madre.

Jesús una vez que inicia Su ministerio en esta tierra hace resaltar su relación espiritual con la gente antes que cualquier relación biológica o de parentesco. Mt. 12:46-50, Lc. 11:27-28.

Lo que une a Jesús con la gente es la fe en El, antes que cualquier lazo familiar o de linaje racial o religioso. Estas son buenas noticias para todos.

3 . La sujeción de María. (V. 5)

Aquí vale la pena resaltar que María está presente en esta boda y manifiesta su sujeción al Hijo (v. 5), único camino para ser llamado a las bodas del cordero. María ahora ya no lo vería mas como su hijo, ahora lo debía ver como Su Señor y Salvador.

Ella revela este entendimiento a través del mandato de “haced todo lo que os dijere”.


En este pasaje Jesús ubica a su madre como necesitada no del favor de su hijo, sino de la gracia de su Señor.

4 . El vino como señal de la verdadera purificación. (V. 6-8 )

Cuando Jesús expresa; “Aun no ha venido mi hora” manifiesta que el momento de su gloria a través de su muerte y resurrección aun no había llegado, pero que a través de la señal que estaba a punto de hacer, manifestaría su gloriosa función de purificación definitiva del pecado por medio de Su sangre.

Jesucristo usa las tinajas de piedra de la purificación, llenándolas de agua como referencia de que el ritual judío de purificación iba a ser abolido por el vino nuevo de la sangre del cordero para obtener limpieza definitiva de nuestro pecado. Ap. 7:14.

5 . Jesús se muestra como el esposo que lo provee todo. ( V. 9-10)

La provisión del vino en las bodas judías estaba a cargo del esposo exclusivamente, esto lo demuestra el maestresala cuando llama al esposo en el v.9. En aquellos tiempos era una vergüenza y descortesía muy grande el quedarse sin vino en una celebración como esta.

Jesús al proveer el vino para esta boda, primeramente santifica esta ceremonia y muestra también Su gloria como el esposo perfecto que atiende todas las necesidades de Su Iglesia (la esposa). Fil. 4:19.

El vino era un sinónimo de gozo, y solo Jesucristo a través de Su sangre puede ser la fuente permanente de gozo para nuestras vidas, El es el vino nuevo que nos purifica cuando obedientemente siguiendo el ejemplo de María, nos rendimos a Su Palabra. Sal. 16:11.

CONCLUSION. (V. 11)

Esta primera señal que hizo Jesús en las bodas de Cana de Galilea apuntaba hacia la manifestación de Su gloria en la cruz del calvario y el día de Su resurrección en donde mostraría su superabundante gracia y poder. De la plenitud de Jesucristo como Dios encarnado y glorificado recibimos todos gracia sobre gracia. Si hemos lavado nuestro pecado con la sangre de Cristo, entonces tenemos la seguridad de que nos gozaremos juntos en las bodas del cordero.


Bendiciones.


Enrique

7 de diciembre de 2009

Vengan y Vean (Juan 1:38-51)


Debemos entender que obstante que somos llamados a venir a El, por el puro afecto de su voluntad Efesios 1:5, es imprescindible que lo hagamos con un corazón contrito y humillado,para que podamos ver cielos abiertos para nosotros.

Ver 38
Jesús se vuelve para atender las necesidades de quienes le siguen por el motivo correcto. La frase “viendo que le seguían”, está enfocada a ayudarnos a entender que Jesús conoce las intenciones del corazón (Jn 2:23-25).

Sin embargo les pregunta “¿que buscáis?”, con el propósito de ayudarles a confesar la verdadera necesidad de su corazón.

La pregunta “¿dónde moras?”, que hacen los discípulos denota una necesidad personal de Cristo mismo, la fuente de la misericordia, de la gracia, de la justicia, de la paz, del gozo, cosas eternas que son sin duda la necesidad primaria del hombre.

Ver 39
“Venir”

Significa presentarnos en nuestra condición de pobreza espiritual delante de Dios, con disposición para recibir de El, el oportuno socorro para nuestras vidas (Jn 6:37).

“Ved” (Jn 6:69)
Como podemos observar en este versículo la comprobación del poder de Dios operando en nuestras vidas, vendrá como resultado, de nuestra fe en el Hijo de Dios.

Solo habilitados por la voluntad de Dios, manifestada en esta invitación “Ven y Ved”, es que el hombre tiene la oportunidad de responder para completar el círculo de la salvación, que es un balance entre la Voluntad de Dios que activa la voluntad del hombre.

Vers 40-42
Andrés el ganador de almas (Pr 11:30)
Mencionado en tres ocasiones en el evangelio de Juan (Jn 1:40, Jn 6:8, Jn 12:22), este inspirador apóstol, nos enseña a través de su ejemplo, a llevar a la gente a Jesús.

Enfocado primero en su familia, representada en Pedro, sin una gran disertación ni ambigüedades, señala claramente a Jesús como aquel Mesías de quien hablaban la ley y los profetas.

Notemos que antes de que Andrés trajera a Pedro frente a Jesús, el Señor ya sabía perfectamente quien era Pedro de donde venía y aún el cumplimiento de su propósito por lo cual lo llama anticipadamente “Cefas”. Lo anterior apunta claramente a la omnisciencia y soberanía de Cristo a través de la cual Dios nos conoce y nos elige desde antes de que aún nosotros podamos pensar en El, para llamarnos a ser hijos suyos por el puro afecto de su voluntad (Ef 1:5)

Vers 43-44
Jesús “quiere”
Jesús nos “busca”
Jesús nos invita a “seguirle”.
Sea en todo el Señor glorificado.

Ver 45-51
Una vez mas nos damos cuenta que cuando el Señor ha preparado el corazón de una persona para conocer la verdad, ésta no necesitará de grandes argumentos científicos, geográficos, etc., sino una simple invitación para tener un encuentro personal ,con aquel de quien escribieron la ley y los profetas, a Jesús. “¿de Nazareth puede salir algo bueno?”

Jesús nunca reprocha nuestro interés en los detalles acerca de su propósito para nuestras vidas, siempre y cuando los motivos por los cuales le busquemos sean los correctos. Su misericordia, su gracia, su perdón, reconciliación, paz, gozo (Gal 5:22).


“he aquí un israelita en el cual no hay engaño”.

Nuevamente Jesús le hace saber a Natanael, que aun antes de que Felipe lo llamara, Jesús no solo conocía su posición geográfica debajo de la higuera, sino también su corazón, que tenía motivos correctos, en la búsqueda de su propósito espiritual.

Natanael tampoco necesita de muchos argumentos. El solo se dio la oportunidad de reconocer el vacío de su alma, y se presentó delante de Jesús, al que reconoció con facilidad como el Hijo de Dios, y el Rey de Israel, al hacer contacto el omnisciente amor de Dios que le dice “te ví” y el honesto reconocimiento de su pobre condición espiritual.

Como resultado de su obediencia sencilla (fe) al reconocimiento de la identidad de Jesús, el Señor usa la frase de frases expresada en la biblia solo por El, para hacer una promesa inquebrantable, ‘de cierto, de cierto te digo,” ahora tendrás acceso al reino de los cielos, a través del pacto en mi sangre que lleva a los hombres como a través de una escalera a la misma presencia del Padre, y aún los mismos ángeles te servirán.


Bendiciones


Enrique

25 de noviembre de 2009

Cómo dar testimonio de Jesús (Juan 1:19-37)

En el Estudio pasado vimos por medio del Juan el bautista el quien era Jesus: La Luz verdadera, El Dios Eterno, en esta ocasion veremos, El COMO dar testimonio de Jesus, muchas veces no preguntamos como compartir a los demas el evangelio, y lamentablemente podemos ver hoy en dia mucho del hombre y muy poco del Jesus...en terminos de Evangelizacion..sin que los resultados sea los que espera Dios de aquellos que son llamados para anunciar las virtudes del aquel que nos llamo de las tinieblas a su luz admirable, 1 Pedro 2:9.

Paso 1: HACERNOS A UN LADO

Para poder ser efectivos al dar testimonio de Jesus es importante hacer un lado nuestra personalidad,intereses e inclusive nuestra experiencias sensacionalistas o cotexto, debemos enfoca toda la atencion de la gente hacia Jesus, asi mismo debemos hacer notar lo que el Senor desea de nosotros es que le conozcamos.

En esto consiste la vida eterna en que te conozcan a Ti......Juan 17:3

Es muy probable que durante nuestro caminar con Cristo tengamos esa oportunidad de compartir el evangelio, y nos veremos de frente con diferentes tipos de personalidades, veamos los diferentes grupos con las que se encontro Juan el Bautista.

1er Grupo de personas:

- Sacerdotes y Levitas (ver19)

- Fariseos (ver24)

Juan 1:19 Este es el testimonio de Juan,cuando los judios enviaron de Jerusalen sacerdotes y levitas para que le preguntasen: Tu, quien eres?
La pregunta , Tu quien Eres? no era porque deconocieran quien era Juan el Bautista, los lideres religiosos sabian perfectamente quien era, debemos recordar que Juan el Bautista venia de extirpe sacerdotal tanto del lado paterno y materno, su Padre Zacarias era sacerdote y por herencia a Juan le correspondia seguir en ese linaje, sin embargo vemos en la actitud de Juan y en su forma de vestir y al estar predicando en el desierto la negacion completa al EGO personal, demostrando que su unico interes o funcion era apuntar a que presentar y que vieran a Jesus como los mas importante.
Asi que la pregunta Tu quien eres? es en una forma retorica, ya que los lideres religiosos se sentian invadidos en sus funciones en otras palabras se vieron expuestos su propios intereses, hoy en dia es muy comun esta actitud en los lideres ya que muchos de ellos quieren ser protagonistas, hay mucho espiritu de plataforma y se les olvida que el evangelio no se trata de anunciar y demostras sus atributos y virtudes...sino las del unico digno de todo JESUS.
Por lo tanto la respuesta de Juan siempre apuntaba a JESUS (ver 26) el enfasis de cualquier testigo debe ser de la siguiente manera:
  1. No se trata de mi (vers 20-21), debemos hacer morir el yo, recordemos que ya no nos pertenecemos.
  2. Mas que una persona, soy una voz (ver 23), debemos hacer a un lado nuestros logros y titulos personales.
  3. El es superior a mi (ver 27), reconocer que estamos sujetos a su autoridad y soberania.
  4. Ni siquiera soy digno de desatar la correa de su calzado (ver 27b), un esclavo no tiene derechos por lo tanto no tenemos voz y voto, lo unico que debemos hacer es obedecer. Lucas 17:7:10
PASO 2: PRESENTA A JESUS
Cuando presentamos a JESUS debemos ser capaces de identificarlo plenamente por encima de cualquier otro lider religioso. Una vez hecho esto nos es necesario reconocer nuestra condicion de pecado y necesidad de arrepentimiento para poder pedir perdon.
Juan 1:29 El siguiente dia vio Juan a Jesus que venia a el, y dijo: He aqui el cordero de Dios, que quita el pecado del mundo.
2do Grupo de Personas:
- Publico General.
Es importante que llevemos a la gente a reconocer 3 cosas:
  • El cordero de Dios: es JESUS el sacrificio perfecto hecho por todos nosotros para llevar a cabo la justificacion de nuestras vidas y poder ser justificados delante del Padre.

  • El pecado vs los pecados: Juan es enfatico con EL PECADO , los pecados son el resultado visible del pecado originaly cual es ese pecado no es otra cosa que EL VIVIR errados en el blanco al haber desobedecido haciendoce sabios, no tomando en cuenta a Dios, como lo dice Pablo en el libro de Romanos 1:21-25.

  • Quita vs cubre: recordemos que la ley ceremonial tenia el proposito de solo cubrir el pacado del pueblo a traves de la ofrenda y sacrificio diaria de corderos, sin embargo JESUS vino a cumplir y a ser el unico y suficiente sacrificio expiatorio para siempre por el pecado de toda la humanidad. (Hebreos 10:1-14)

PASO 3: INVITA A SEGUIR A JESUS

Una vez que ehemos reconocido nuestra culpabilidad delante de un Dios santo, y que la unica manera de reconciliarnos con EL es atraves del sacrificio expiatorio de su Hijo Jesuscristo en nuestro lugar, entonces es necesario entender que el Senor nos manda a dar el siguiente paso y dejar de ser solo creyentes para convertirnos en sus discipulos.

Para poder convertirnos en sus discipulos tenemos que aprender a desarrollar una relacion personal diaria con Dios a traves de su palabra y la oracion.

3er Grupo de personas

-Sus discipulos

Juan 1:37 Le oyeron hablar los dos discipulos, y siguieron a JESUS

Por ultimo vemos que Juan jamas estuvo interesado en retener y hacer su grupo de seguidores, fans y club de admiradores personales, por el contrario en otro pasaje que estudiaremos mas adelante el dijo que era necesario que Jesus creciera y el fuera menos importante Juan 3:30, su interes era formar discipulos de JESUS, hoy en dia esto es algo no muy comun, es lamentable ver como cientos de ovejas son arrastradas por el carisma, talento y fama de algunos de sus supuestos lideres religiosos que su unico interes y motivacione son meramente personales, olvidando que el Evangelio no se trata ni de ellos ni de nosotros si no de JESUS.

Bendiciones.

Enrique

10 de noviembre de 2009

Un reflejo en el Desierto (Juan 1:19-28)


En esta ocacion reflexinaremos en este pasaje que nos habla acerca de la funcion de Juan el Bautista, mostrandonos el propósito que tenemos en este mundo tomando como modelo su vida.
Es fácil comprender porqué guía el Espíritu Santo a Juan el apóstol a incluir este material del testimonio de Juan el Bautista en su evangelio, ya que su inclusión concuerda con el propósito principal del mismo declarado en (Juan 20:30-31). Este testimonio de Juan el Bautista es el primero de 8 declarados como concluyentes en este evangelio.
1. (1:34) Juan el Bautista
2. (5:36) Las obras de Cristo
3. (5:37) El Padre
4. (5:39) Las Escrituras
5. (8:14) El Hijo
6. (15:26) El Espíritu Santo
7. (15:27) Los Cristianos
8. (21:24) El Apóstol Juan
Jua 1:19 Este es el testimonio de Juan, cuando los judíos enviaron de Jerusalén sacerdotes y levitas para que le preguntasen: ¿Tú, quién eres?

En Jerusalén, los sacerdotes y levitas eran líderes religiosos de respeto. Los sacerdotes servían en el templo y los levitas los ayudaban. Los líderes que iban a ver a Juan eran fariseos (1.24), un grupo que Juan el Bautista y Jesús criticaban con frecuencia.
Muchos obedecían superficialmente las leyes de Dios para parecer piadosos mientras que, en lo profundo de sus corazones, estaban llenos de orgullo y avaricia. Los fariseos creían que sus tradiciones orales eran tan importantes como la Palabra inspirada de Dios. Si desea más información acerca de los fariseos, véase los datos que se ofrecen en Mateo 3 y Marcos 2.

Estos líderes vinieron a ver a Juan el Bautista por varias razones:
(1) Su tarea como guardianes de la fe los motivó a investigar cualquier mensaje nuevo (Deu_13:1-5; Deu_18:20-22).
(2) Trataban de averiguar si tenía las credenciales de un profeta.
(3) Juan tenía un grupo considerable de seguidores y su número crecía. Tal vez estaban celosos y querían ver por qué este hombre era tan popular.
Los ritos de purificación bautismales, no eran algo desconocido para los judíos de aquel tiempo, sobre todo para los sacerdotes y levitas, ya que ellos solían ser quienes los aplicaban al pueblo siguiendo las ordenanzas del libro de levítico. Es por eso que el verse invadidos en un derecho que les correspondía solo a ellos y al escuchar que todos salían para ser bautizados por un tal Juan el Bautista (Mt 3:5-6) tuvieron que ir a preguntarle “Tu quien eres?”.

Tenemos que entender también, que los judíos que aceptaban el bautismo de Juan estaban admitiendo que habían sido como ‘gentiles” y necesitaban llegar a ser el pueblo de Dios de manera genuina, es decir interiormente.
Jua 1:20 Confesó, y no negó, sino confesó: Yo no soy el Cristo.
Jua 1:21 Y le preguntaron: ¿Qué pues? ¿Eres tú Elías? Dijo: No soy. ¿Eres tú el profeta? Y respondió: No
1. Quien sabe su propósito y su función jamás titubea:
“Confesó y no negó, sino confesó.”
2. ¿Qué quiere decir Juan con sus respuestas negativas?
¡ –No soy- No soy – No ¡

Respuesta: (Jn 1:8), No se trata de mi, no soy la luz, no soy nada especial.
Vemos el gran ejemplo de Juan, al verse cuestinado por los religiosos en ese momento, su respuesta fue muy clara y contundente...el no era el ungido., si no lo contrario vemos su postura de no protagonizar..., le dio toda la honra y la gloria a Jesus, y No como muchos pastores, lideres y religiosos de hoy en dia...que buscan solo brillar ellos y ser los portagonistas en la plataforma.

Jua 1:22 Le dijeron: ¿Pues quién eres? para que demos respuesta a los que nos enviaron. ¿Qué dices de ti mismo?
Jua 1:23 Dijo: Yo soy la voz de uno que clama en el desierto: Enderezad el camino del Señor, como dijo el profeta Isaías.
Jua 1:24 Y los que habían sido enviados eran de los fariseos.
Jua 1:25 Y le preguntaron, y le dijeron: ¿Por qué, pues, bautizas, si tú no eres el Cristo, ni Elías, ni el profeta?
Vers 22-25 “Qué dices tú de ti mismo”
La respuesta de Juan el Bautista es muy sencilla, lo cual nos demuestra una vez mas su postura de sencilles y humildad.
El solo contesto diciendo:
- Voz ( resonancia) el solo era un instrumento mas.
- Uno (cualquiera) nadie especial, osea pone a un lado su persona, esto me recuerda aquel pasaje que dice: Jua 3:30 Es necesario que él crezca, pero que yo mengüe.
- Clama (grita) osea alguien cumpliendo con el proposito por el cual fue escogido y llamado.
- Desierto (mundo) el sistema de valores de este siglo que ofrece oasis pero todas las cosas son alucinativas.
- Enderezad (Arrepientance y creean)
- Señor ( Jesucristo) siempre reconocio quien era el el dueno de su vida.

Como podemos observar en los versículos 24-25, no era cualquier persona la que lo interrogaba sino los intérpretes de la ley y el tono era bastante amenazador:

“¿porqué, pues, bautizas, si tú no eres el Cristo, ni Elías, ni el profeta?”
“Yo bautizo con agua” (Hech 19:3-4)

a) Arrepentimiento al pueblo de Israel que preparara el camino (vers 31)
b) Para que identificaran que el Mesías que habían estado esperando era Jesús el Cristo.

“En medio de vosotros está uno a quien vosotros no conocéis.” Tan cerca y tan lejos (Ro 8:10-13)
Jua 1:26 Juan les respondió diciendo: Yo bautizo con agua; mas en medio de vosotros está uno a quien vosotros no conocéis.
Jua 1:27 Este es el que viene después de mí, el que es antes de mí, del cual yo no soy digno de desatar la correa del calzado.
Jua 1:28 Estas cosas sucedieron en Betábara, al otro lado del Jordán, donde Juan estaba bautizando.

“Después de mi”
Cronológicamente y ministerialmente (Lc 1:34-36)(Mt 3:13)
Desatar las sandalias del señor o dueño era una tarea de los siervos o esclavos. Los discípulos hacían favores y servicios a sus maestros (Gá 6:6), pero el desatar las sandalias era considerado un trabajo humillante. Juan expresa que él no es digno de hacer aun tal trabajo, porque el que viene después de él, viene en majestad y gloria.

Juan el Bautista manifestó que no era digno ni de ser esclavo de Cristo. Sin embargo, en Lucas 7:28 Jesús dijo que Juan fue el más grande de los profetas. Si una persona como Juan se siente indigno de ser esclavo de Cristo, ¡cuánto más nosotros debiéramos deponer nuestro orgullo para servir a Cristo! Cuando entendemos de veras quién es Cristo, nuestro orgullo y prestigio desaparecen.
“Antes de mi”
En armonía con Juan el apóstol acerca de la preexistencia de Jesucristo.
Pero sobre todo en un sentido de superioridad “superior a mi”.

La opinión de sus enemigos
El efecto de su testimonio en la opinión de sus enemigos (Marcos 6:14-28)

La opinión de Jesús
El efecto de su testimonio en la opinión de Jesús (Mt 11:7-15)


No cabe duda alguna, Juan el Bautista fue único. Vistió en forma rara, se alimentó con cosas extrañas y presentó un mensaje poco usual a los habitantes de Judea que salieron a su encuentro en regiones desoladas.

Sin embargo, Juan no intentaba buscar provecho personal con su peculiaridad. En cambio, se propuso obedecer. Sabía que tenía un papel específico que cumplir en el mundo: anunciar la venida del Salvador, y puso todas sus energías para cumplir esta tarea. Lucas nos dice que Juan estuvo en el desierto cuando recibió la palabra de Dios.
Bendiciones
Enrique

1 de noviembre de 2009

Jesus es Dios, (Juan Cap 1:1-18)





Iniciamos con el estudio de Juan verso a verso.




Recordemos que el proposito del estudio del Libro de Juan es: Identificar a Jesús como el Cristo, el Hijo de Dios, través de sus características para que creyendo tengamos vida en su nombre, (Jn 20:30-31)




1. El Cristo eterno (1-5)


El Verbo=Logos, conocimiento supremo para los griegos, Palabra para los judíos. En este maravilloso término escogido por el Espíritu Santo para ser usado por Juan, Dios provee de una revelación completa acerca de la preexistencia y la deidad de Jesucristo.




Cuando el mundo empezó a existir, la Palabra ya existía; y la Palabra estaba con Dios; y la Palabra era Dios. Esta Palabra estaba en el principio con Dios.



El principio de evangelio de Juan tiene tal importancia y profundidad de sentido que debemos estudiarlo casi versículo por versículo. La gran idea de Juan es que Jesús no es sino la Palabra creadora, vivificadora e iluminadora de Dios, y la Razón de Dios que sostiene el mundo, que ha venido a la Tierra en forma humana y corporal.


Observamos una revelación ascendente:

a) En el principio era el Verbo
Cuando la Biblia menciona “en el principio” se refiere antes de la creación de todas las cosas, es decir, antes de la creación de los cielos, de la tierra y todo lo que en ella hay. Antes Jesús, el verbo, ya existía.


La gran idea de Juan es que Jesús no es sino la Palabra creadora, vivificadora e iluminadora de Dios, y la Razón de Dios que sostiene el mundo, que ha venido a la Tierra en forma humana y corporal


b) Era con Dios
También vemos que el verbo “era con Dios” (vers 3), cuando participa en la creación de todas las cosas y se enfatiza (sin ambigüedades), que nada fue creado sin él.


Siempre ha habido la más íntima conexión entre Jesús y Dios. Eso quiere decir que nadie nos puede decir cómo es Dios, cuál es la voluntad de Dios para nosotros, cómo son el amor y el corazón y la Mente de Dios nada más que Jesús.


c) Era Dios

Acerca de su deidad la Palabra es clara cuando nos dice que no solamente el verbo estaba con Dios, sino que era Dios mismo. (Jn 10:30-33)(Jn 8:56-59).


Escuchemos ahora al Espíritu Santo hablando a través de Pablo de la identidad de Jesús (Rom 9:5)(Col 1:15-16).


El concepto de la deidad de Cristo se hará muy extenso a lo largo del estudio del evangelio de Juan.

Observando estos pasajes vemos que los judíos no podían mal entender a Jesús cuando este claramente les dejaba saber a través de sus atributos que el era Dios. El delito que encontraron en Jesús fue su identidad.


El versículo 4 nos revela también que el verbo es el portador de la vida espiritual (zoe) por lo tanto recibir a Cristo es el principio de recibir esa vida (Ef 2:1-5)(1Jn 5:12)(Jn 3:36). El vers 5 nos dice que la luz en las tinieblas resplandece y las tinieblas no prevalecen contra ella.


2. El Cristo anunciado (6-8)

Juan el Bautista constituye el primero de 7 testigos que aparecen en el evangelio de Juan, dando testimonio de la encarnación de Dios en Cristo. Es increíble que la luz que resplandece en las tinieblas y que debería ser vista de una manera natural tenga que ser testificada por un hombre en este caso Juan el bautista y esto debido a nuestra ceguera espiritual para ver la luz. (Juan 9:39-41). Solo aquellos que reconocen su ceguera espiritual reciben el testimonio de la luz.


En estos versículos también se hace mención al propósito de quienes hemos sido llamados por Cristo a ser sus testigos. No somos la luz, hemos venido a dar testimonio de la luz.


3. El Cristo rechazado (9-13)

Lo primero que llama nuestra atención en el vers 9 es que Jesús no es el reflejo de una luz superior, es la fuente de luz, ya que aquí se le llama la luz verdadera. También observamos que esta luz tiene la capacidad de alumbrar a todo hombre, dejando la responsabilidad de poder ser alumbrados a la disposición del corazón de cada persona.

No obstante de que el mundo por El fue hecho, y que cada rincón de este mundo nos da testimonio de la presencia de su amor, el mundo y aun los suyos la rechazaron por no convenir a sus intereses egoístas.(Mt 21:33-46).


De la misma manera cuando el día de hoy, nosotros le negamos al Señor autoridad sobre cualquier área de nuestra vidas, estamos gritando “crucifíquenle”.


4. El Cristo recibido (vers 12-13)


Estos versículos nos revelan que para poder recibir la paternidad de Dios sobre nuestras vidas, como sinónimo de vida espiritual necesitamos aprovechar la oportunidad de su revelación recibiéndolo y creyendo en su nombre., esto nos ayuda entender que no todas las personas son hijos de Dios como muchos piensan, sino solamente aquellos que :


a)Le reciben haciéndole su Señor y ciñéndose a su voluntad expresada en las Escrituras (Hechos 2:41)


b) Creen en su nombre, esto es confían en el poder de su salvación, (Jesús = Salvador). Y si necesito un salvador, es porque reconozco que soy pecador.


El versículo 13 nos dice que esta revelación no esta limitada a un linaje especial, ni aun a la voluntad de ningún hombre, sino que esta reservada a la voluntad de Dios. (Rom 9:16)(Jn 6:44)


5. El Cristo encarnado (14-17)

(2Jn 7)(1jn 4:1-3)
Es importantísimo que recibamos la revelación de este fundamento en nuestra fe (1 Tim 3:16).

También añade Juan que ha sido vista su gloria (Lc 9:28-35),lleno de gracia y de verdad. Notemos que la suma de la gracia y la verdad dan como resultado la salvación.


Dios no trata con nosotros en base a su justicia, si esto fuera así, ninguno de nosotros tendríamos oportunidad. Es en base a su gracia revelada, a la que debemos responder recibiendo la verdad, por lo tanto gracia otorgada, mas verdad recibida=salvación.


“gracia sobre gracia” no solo somos salvos por gracia (Ef 2:8-9) sino somos sostenidos durante toda nuestra existencia por esa misma gracia (Rom 5:2).


6. El Cristo revelado (vers 18)


La condición para poder tener una relación correcta con el Padre, es conocer al Hijo. (Mt 11:27)(Jn14:6)(1 Tim 2:5)

Bendiciones

Enrique

31 de octubre de 2009

Juan Un evangelio diferente y único



El dia de Hoy dar inicio a un estudio exasustivo de uno de los 4 Evangelios, estoy hablando el Evangelios Segun El Apostol San Juan, el apostol de Amor.

Desde luego, los cuatro Evangelios son uno y hay perfecta consonancia entre ellos, pero el Evangelio según Juan es diferente y único. No es una biografía de Cristo, sino una selección de sus señales, obras y enseñanza, junto con el testimonio de muchas personas, que confirman que El es el Hijo de Dios (Dios el Hijo).

Los cuatro Evangelios registran el ministerio de Jesucristo, y concluyen con la narración detallada de su muerte, sepultura y resurrección. Fueron escritos para producir la fe salvadora en Cristo, como Juan afirma con toda claridad (20:30, 31). En lugar de repetir los detalles del nacimiento de Jesús de una virgen, Juan escribe un prólogo solemne que enfáticamente afirma la Deidad de Cristo (1:1-18).

Los Sinópticos(Mateo,Marcos y Lucas) enfatizan la obra de Jesús en Galilea, mientras que Juan se concentra en su enseñanza y obra en Judea y en Jerusalén. La lectura de los Sinópticos no revela cuánto tiempo duró el ministerio de Jesús, pero Juan se refiere a las sucesivas Pascuas para marcar su duración. Es probable que la fiesta de Jn. 5:1 fue otra Pascua y si así fue, el ministerio de Jesús duró más de tres años.

Juan no repite los milagros de echar fuera demonios y de limpiar a los leprosos, pero registra algunos milagros omitidos por los otros: la sanidad del paralítico de Betesda, la sanidad del hombre que nació ciego, y la resurrección de Lázaro. No sólo omitió el nacimiento de Jesús de una virgen, sino también las tentaciones (Mat. 4), la transfiguración, la institución de la cena del Señor, y su agonía en Getsemaní.
Sólo Juan narra los discursos de Jesús con Nicodemo y la mujer samaritana, y los discursos sobre el pan de vida, el Buen Pastor, la Vid y los sarmientos, los dichos "Yo soy", la explicación detallada de la venida (y el propósito de la venida) del Espíritu Santo.

Juan es el que nos dice que Cristo vino para revelar al Padre y que, por eso, el ver a Jesús era ver al Padre (8:19; 12:45; 14:9). Juan nos dice que Cristo era igual a Dios (5:18) y que debemos honrarle como honramos al Padre (5:23).

El autor

Afirmamos con toda confianza que el apóstol Juan, hijo de Zebedeo, era el autor del cuarto Evangelio. Los Sinópticos dicen que los hijos de Zebedeo eran pescadores, y que Jesús los llamó para ser sus apóstoles y les dio el apodo de "Hijos del trueno" (Mar. 3:17). En tres ocasiones Jesús escogió a estos dos -- junto con Pedro -- para acompañarle (cuando levantó a la hija de Jairo, cuando fue al monte para ser transfigurado y cuando estuvo en Getsemaní).

Jn. 21:24 dice, "Este es el discípulo que da testimonio de esta cosas, y escribió estas cosas". ¿Cuál de ellos? "Volviéndose Pedro, vio que les seguía el discípulo a quien amaba Jesús, el mismo que en la cena se había recostado al lado de él, y le había dicho: Señor, ¿quién es el que te ha de entregar?" (21:20). Es muy obvio que el que "escribió estas cosas" es "el discípulo a quien amaba Jesús".
Este versículo confirma que "el discípulo a quien amaba Jesús" era uno de los apóstoles (porque los doce apóstoles estuvieron con Jesús en la última cena), y seguramente si era "el discípulo a quien amaba Jesús", era uno de los tres escogidos, Pedro, Santiago y Juan, Mat. 17:1; 26:37; Luc. 8:51.
Al hablar de los otros apóstoles Juan especifica el nombre de ellos; por lo tanto, la única conclusión lógica es que esta descripción se puede aplicar sólo a él. Juan se refiere a sí mismo seis veces en este libro como "el discípulo a quien amaba Jesús" (13:23-26; 19:25-27; 20:2-10; 21:7; 21:20-23; 21:24). El autor del libro y Pedro eran íntimos amigos (1:41; 13:24; 18:15; 20:2; 21:7; Hech. 3:1; 8:14)

El Propósito del Evangelio de Juan

Juan nos dice explícitamente por qué escribió este libro (20:30, 31). Para producir fe en Cristo Juan presenta el testimonio de Juan el bautista, el testimonio del Padre, el testimonio de las obras de Cristo, el testimonio de las Escrituras (el testimonio de Moisés), el testimonio de amigos (discípulos), el testimonio de enemigos, y aun el testimonio de los neutrales y confusos, para convencer al lector sincero (Luc. 8:15) de la Deidad de Cristo.

Escoge siete señales para producir fe en Cristo (2:1-11, Jesús convierte el agua en vino; 4:43-54, sana al hijo de un noble; 5:1-18, sana al paralítico de Betesda; 6:1-13, alimenta a los cinco mil; 6:19, anda sobre el mar; 9: sana a un ciego de nacimiento; 11: levanta a Lázaro de entre los muertos).

Desde luego, el milagro más estupendo de todos fue la resurrección de Cristo mismo de entre los muertos el tercer día como El había dicho (y como las Escrituras habían dicho). Los cuatro Evangelios dan amplia evidencia de este milagro que es la base de nuestra fe y esperanza en cuanto a nuestra salvación y nuestra propia resurrección.

Pero Juan convence al lector no sólo por medio de los hechos (señales, obras) de Jesús, sino también por medio de su maravillosa enseñanza: p. ej.,
(1) Cristo es la vida ("En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres", 1:4, y registra mucha enseñanza de Cristo sobre la luz y las tinieblas;
(2) "la gracia y la verdad vino por medio de Jesucristo" (1:17);
(3) "el agua que le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna" (4:14);
(4) "Yo soy el pan de vida; el que a mi viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás" (6:35);
(5) "Yo soy la puerta de las ovejas ... Yo soy el buen pastor; el buen pastor su vida da por las ovejas" (10:7, 11);
(6) "Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá" (11:25);
(7) "Yo soy el camino, la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí" (14:6);
(8) "Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el labrador ... vosotros los pámpanos" (15:1, 5).
¿Qué es lo que el hombre necesita? Vida, luz, salvación, dirección, alimento espiritual, y la resurrección en el día final. Verdaderamente ¡Cristo suple todas las necesidades del hombre!.

"Yo soy el camino, la verdad y la vida" (14:6). Verdaderamente Cristo es el camino a Dios, y no hay otro. Aquí en este libro -- como también en los Sinópticos y en el resto del Nuevo Testamento -- Cristo revela ese camino (Heb. 10:19, 20). Desde 1:29 y 3:16 y hasta el fin del libro Juan revela a Cristo como nuestro único Salvador ("nadie viene al Padre sino por mí"). Aun los samaritanos dijeron, "sabemos que verdaderamente éste es el Salvador del mundo, el Cristo" (4:42).
Bendiciones..
Enrique

26 de octubre de 2009

HALLOWEEN ¿Una inocente y divertida celebración infantil ?

La Celebración del Halloween



Muchos piensan que Halloween es simplemente una noche divertida en que la gente se disfraza de animales personajes famosos, horribles monstruos y brujas. Una noche en donde los niños van pidiendo caramelos de puerta en puerta por todo el vecindario o una fiesta de disfraces entre amigos.

Esta celebración no era conocida, ni se practicaba en el continente americano hasta el año 1800, cuando una gran parte de migrantes de Europa Occidental trajeron consigo esta vieja costumbre. Pocos conocen el origen de esta fiesta. Halloween era un festival que celebraban los celtas paganos desde tiempos muy remotos en la historia, señalando el inicio del invierno.


Los druidas eran los sacerdotes de los celtas que actuaban como ministros de la religión y de la justicia. Ellos practicaban sacrificios sanguinarios de animales y seres humanos para ofrecerlo sus dioses paganos. Como parte de los sacrificios humanos, ellos ofrecían hombres, mujeres y niños en holocausto, quemándolos en grandes torres de mimbre como ofrenda a su dios “Samhain”. Afirmaban que “Samhain” convocaba a los malos espíritus de aquellos que habían muerto durante el año anterior. Los habitantes de las comarcas cercanas temblaban de terror mientras se realizaba estos ritos demoniacos. Hoy en día aun permanecen las piedras donde se realizaban estos macabros sacrificios.

El 31 de octubre era el día de mayor actividad en el ano para los druidas, puesto que adoraban al dios de la muerte “Samhain”, invocaban a los espíritus de los muertos y practicaban la trasmigración, o sea pasar el alma de un cuerpo a otro. El 31 de octubre los druidas visitaban las casas de la comarca causando gran terror, vestidos con cuernos y cabezas de animales, disfrazados de fantasmas, espíritus y brujas. Además llevaban antorchas, bastones de duendes, bolsas para recoger las ofrendas, etc. Y así demandaban regalos de sus víctimas.

Si los sacerdotes no quedaban conformes o a gusto con los obsequios, ellos le hacían el “trato o truco” a la familia. El “trato o truco” consistía en proferir maldiciones, quemarle su terreno, llevarse la doncella de la casa, matar el ganado o proferir un hechizo de enfermedad a la familia. Este es el origen de la frase “trick or treat”. Habiendo recogido y reunido todas las ofrendas, los sacerdotes druidas hacían grandes fogatas y adoraban a su dios.


Historia de la calabaza

También cuenta la leyenda que hubo un hombre llamado “Jack O’ Lanterns” que al morir no podía entrar al cielo por ser malo, pero tampoco podía entrar al infierno porque le jugó una broma al diablo. Por lo tanto fue condenado a caminar por la tierra con una lámpara hasta el día del juicio final. De aquí surge el nombre de “Jack O’Lanterns” para las calabazas que se usan en halloween y a las cuales se les abren ojos y boca.




Además, de acuerdo al calendario de los brujos y satanistas en todo el mundo, el 31 de octubre es su fecha más importante. En este día son sacrificados miles de niños, quienes son secuestrados con anterioridad para se torturados, violados y descuartizados y hasta quemados en sacrificios, todo esto en honor al creador de la maldad, “satanas”

La Palabra de Dios respecto a estas celebraciones paganas dice:
“Cuando entres a la tierra que Jehová tu Dios te da, no aprenderás a hacer según las abominaciones de aquellas naciones. No sea hallado en ti quien haga pasar a su hijo o a su hija por el fuego, ni quien practique adivinación, ni agorero, ni sortílego, ni hechicero, ni encantador, ni adivino, ni mago, ni quien consulte a los muertos. Porque es abominación para con Jehová cualquiera que hace estas cosas, y por estas abominaciones Jehová tu Dios echa estas naciones de delante de ti” Deuteronomio 18:9-12

“Y no participéis en las obras infructuosas de las tinieblas, sino más bien reprendedlas; porque vergonzoso es aun hablar de lo que ellos hacen en secreto” Efesios 5:11-12

“Absteneos de toda especie de mal” 1 Tesalonicenses 5:22
Quizás tú no encuentres maldad alguna en esta celebración. Pero halloween es algo más que una buena oportunidad para divertirse y hacer dinero. Es una fiesta en donde se celebra el ocultismo y la muerte. Es una festividad pagana donde se le rinde culto al mundo de las tinieblas. Es una celebración basada en la aparición de brujas y fantasmas, donde se exaltan sus poderes; aunque se quiera disimular con disfraces bonitos. Con el despertar del ocultismo alrededor del mundo en esta última década, se hace más normal y agradable la celebración de halloween.
¡Solo existen dos caminos! Esta el camino de muerte y el camino de la vida.
El Señor en su Palabra dice:
“Hay camino que al hombre le parece derecho;Pero su fin es camino de muerte” Proverbios 14:12
“Instruye al niño en su camino, Y aun cuando fuere viejo no se apartará de él” Proverbios 22:6













“Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí” Juan 14:6
“Pero Jesús dijo: Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de los cielos” Mateo 19: 14
“Porque yo Jehová soy tu Dios, quien te sostiene de tu mano derecha, y te dice: No temas, yo te ayudo” Isaías 41:13
“Así os digo que hay gozo delante de los ángeles de Dios por un pecador que se arrepiente”
Lucas 15:10
Bendiciones
Enrique

22 de octubre de 2009

6 de octubre de 2009

SEGUROS EN CRISTO





“Por lo cual asimismo padezco esto; pero no me avergüenzo, porque yo sé a quién he creído, y estoy seguro que es poderoso para guardar mi depósito para aquel día.”2º Timoteo 1:12


Las inseguridades comienzan cuando dejo que mis emociones tomen el control y no la verdad de la Palabra de Dios. NO puedo estar segura en Dios… sino le conozco realmente.Pablo dice: “yo se en quien he creído y estoy seguro”. Cristo es nuestro fundamento sólido, inamovible.


“Por lo cual también contiene la Escritura:He aquí, pongo en Sion la principal piedra del ángulo, escogida, preciosa; Y el que creyere en él, no será avergonzado” 1 Pedro 2:6“


¿Qué, pues, diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros? El que no escatimó ni a su prop io Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas? ¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica. ¿Quién es el que condenará? Cristo es el que murió; más aun, el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros.


¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada? Como está escrito: Por causa de ti somos muertos todo el tiempo; Somos contados como ovejas de matadero Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó.


Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.” Romanos 8:31 al 39


1.-Seguro de mi salvación: Juan 10:27-29. Efesios 1:132.


2.-Seguro de mi destino eterno. 1ºPe.1:3-43.


3.-Seguro de ser su hijo. Juan 1:124.


4.-Seguro de la confiabilidad de Su Palabra y Sus promesas.


“Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones;” 2ªPe.1:195.


5.-Seguro contra el ataque del enemigo. Efesios 6:11-176.


6.-Seguro del control de Dios. “¿Quién será aquel que diga que sucedió algo que el Señor no mandó?” Lam.3:37


Leí en un libro estas palabras: ¿Tienes a Dios? Porque si le tienes, tienes todo el amor y la vida , toda la dulzura y la ternura- todo lo que puede satisfacer el corazón y deleitar la mente. Tenerlo a Dios es tenerlo todo, aunque se esté despojado de todo. El ser destituido de Dio s es ser despojado de todo, aunque se tenga todo.( F.B.Meyer)


7.- Seguro de Su Provisión y cuidado Salmos 91:1 ,Salmos 119:50: Salmos 73:28 “Pero en cuanto a mi , el acercarme a Dios es el bien; He puesto en Jehová el Señor mi esperanza, para contar todas tus obras”.


Hay tantas promesas, como arco iris de esperanzas , que nos ayudan a no mirar las dificultades que estorban nuestro camino sino poder ver el poder y la fidelidad del que hizo la promesa.


Confía segura en Sus Manos. Él es la Roca firme, el fundamento sólido de nuestra vida.
“¿A quién tengo yo en los cielos sino a ti? Y fuera de ti nada deseo en la tierra”Salmos 73:25

26 de septiembre de 2009

El retrato del verdadero adorador. (Salmo 15)



Sal 15:1 (Salmo de David) Oh Jehovah, ¿quién habitará en tu tabernáculo? ¿Quién residirá en tu santo monte?
Sal 15:2 El que anda en integridad y hace justicia, el que habla verdad en su corazón,
Sal 15:3 el que no calumnia con su lengua, ni hace mal a su prójimo, ni hace agravio a su vecino;
Sal 15:4 aquel ante cuyos ojos es menospreciado el vil, pero que honra a los que temen a Jehovah; aquel que a pesar de haber jurado en perjuicio suyo, no por eso cambia;
Sal 15:5 aquel que no presta su dinero con usura ni contra el inocente acepta soborno. ¡El que hace estas cosas no será movido jamás!

El Salmo 15 es como un retrato que nos muestra las características de un verdadero adorador que permanecerá inamovible en la presencia del Señor.

Esta descripción que aquí se presenta no constituye los requisitos para alcanzar la salvación, ya que sabemos que esta se alcanza solamente por gracia mediante la fe en Jesucristo Ef. 2:8-9, sino que más bien esta es una descripción del camino de obediencia que toma quien ha sido rescatado del pecado y habilitado para cumplir el propósito para el cual Dios ha dado a Sus hijos: “Glorificarle en verdadera adoración”. Is. 43:7. Recordemos el Salmo 103:17-18.

Debemos entender que mediante este Salmo las características de la verdadera adoración, fruto de una vida entregada al Señor, en total dependencia a Su Palabra.

V. 1. LA PREGUNTA.
David escribe este Salmo iniciando con una pregunta que es clave para toda persona que quiere saber la descripción de los residentes del cielo creados para adorar a Su Señor. Ap. 19:1-8. La pregunta entonces podría ser: Señor; ¿Cómo luce en la tierra un verdadero adorador?

El verdadero adorador es reconocido en la manera como vive afuera de las paredes de la Iglesia, no simplemente por como canta las alabanzas, o cuanto deposita en la canasta de la ofrenda, etc. Esta es la intención del salmista al presentarnos el retrato con las características de un verdadero adorador y presentárnoslas como un espejo para que lo comparemos con nuestra propia imagen.

V. 2 al 5a. LA RESPUESTA.
Todas estas características son el fruto de una fe activa que va transformando y santificando nuestra naturaleza para hacerla apta para nuestra adoración eterna junto al Señor. Si la gracia no ha transformado nuestra vida entonces tampoco ha salvado nuestra alma. Se trata de caminar en buenas obras como fruto de una fe genuina. Stgo. 2:17.
Debemos revestirnos del poder de Jesucristo (Su Espíritu), para poder desarrollar cada una de estas características y esto solo lo alcanzaremos si estamos apegados diariamente a la Palabra (Su Verdad) que es el único alimento que sustenta nuestra fe. Jn. 4:23-24

Características del verdadero adorador.

Vs. 2 El verdadero adorador es honesto, justo y sincero.
Un verdadero adorador camina y actúa consistentemente, reconociendo su incapacidad y dando todo el crédito de su caminar y accionar al Señor quien le ha capacitado para obedecer. Este versículo nos habla de integridad, justicia y sinceridad como las características fundamentales de un verdadero adorador. Es como un vaso que primeramente es lavado por dentro para que el brillo por fuera sea genuino.

Vs. 3 El verdadero adorador no perjudica a los demás.
Cuando el verdadero adorador tiene limpio su interior, sus acciones hacia su entorno serán también limpias y con un motivo sincero. Conoce el valor del “buen nombre” y el honor de una persona, por tanto no difama a nadie, ni pone en entredicho su reputación, ni obra en perjuicio de nadie, ni acepta infamias o injurias contra nadie.

V. 4. El verdadero adorador piensa lo que Dios piensa.
Para un verdadero adorador la Palabra de Dios es la autoridad máxima en su vida, lo que Dios piensa y dice, es su propia manera de pensar y actuar. Acepta todos los juicios de Dios en cuanto al bien y al mal. Para esta persona quien pervierte la justicia de Dios (quienes ven lo bueno como malo y lo malo como bueno) no puede ser visto con agrado, puesto que están en contra de Dios. La verdadera adoración tiene una sola cara y es de una sola palabra, la promesa de un adorador es cumplida aun cuando esto le resulte en perjuicio para sus propios intereses. No puede ser fluctuante ni de doble ánimo.

V. 5a. El verdadero adorador sirve a un solo Dios.
La Adoración verdadera exige exclusividad, si adoras a Dios no puedes servir a las riquezas. No puede poner a la ganancia monetaria por encima de la Palabra de Dios. En el mundo se dice que todo mundo tiene un precio, pero el verdadero adorador no vende su fe a ningún precio, porque ya ha sido comprado por el más alto precio de la sangre incorruptible de Jesucristo.

Busca las características del verdadero adorador en estos versículos y exprésalas con tus propias palabras, clasificándolas en las que son expuestas en forma de lo que debe hacer y no hacer.

V. 5b. EL RESULTADO.
El resultado final de una vida de adoración verdadera es firmeza en todo sentido: Firmeza de carácter, firmeza de propósito, firmeza de convicciones, firmeza en la esperanza y firmeza en nuestro destino eterno en la presencia de Dios.

Shalom

Enrique

2 de septiembre de 2009

Oveja o Cabrito?


La Biblia describe a los verdaderos salvos como ovejas. Pero también la Biblia habla de los Cabritos (cabritos) entre las ovejas. Las diferencias entre los dos son tremendas. ¿Has considerado cómo te pareces? ¿Cómo Cabrito o cómo oveja?

  1. Los Cabritos comen “deliciosa” basura
  2. Un Cabrito es orgulloso.
  3. Los Cabritos son agresivos en contra de otros.
  4. Los Cabritos brincan el redil.
  5. Los Cabritos siempre están de mal humor.
Los Cabritos Comen Basura

Unas de las marcas de un Cabrito es que come casi cualquier cosa. Y además de comer la basura, piensa que es deliciosa. Hay cristianos quienes no se alimentan bien. En lugar de ir a una buena iglesia donde hay comida espiritual saludable, estos se alimentan con cualquier cosa.
Mientras la Biblia claramente habla de que debemos “desear como niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada, para que por ella crezcáis para salvación” (1ª Pedro 2:2), los Cabritos se alimentan con cosas “populares” y no lo que les nutre realmente.
Se quedan en casa a ver a los falsos evangelistas en la televisión o peor a ver cosas de diversión en la televisión que no les nutre espiritualmente. Dios nos dio el mandato claro, de “no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos” (Hebreo 10:25). Dios nos ha creado con una necesidad espiritual de tener relación con otros hermanos de la misma fe para que crezcamos hasta la madurez.
Los Cabritos menosprecian grandemente este principio, y una de dos cosas, o ignoran y desprecian a los hermanos, o vienen a la iglesia para desanimar, atacar y destruir a la comunidad de fe. Esto es uno Cabrito.

El Cabrito es orgulloso
Todos hemos visto el famoso Cabrito encima de algo, como si estuviera diciendo orgullosamente “yo soy el Rey de la Montaña.” La naturaleza de los Cabritos es de exaltarse a sí mismo. Clásica es la vista de un Cabrito con su cabeza alta en el aire.
Todo esto va con su naturaleza que heredó de su padre, Satanás. En Isaías 14:13-14 describe a Satanás, “Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono, y en el monte del testimonio me sentaré, a los lados del norte; 14 sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo.”
¿Es sorpresa entonces de saber que en las ceremonias del Satanismo, usan el símbolo de un Cabrito como un símbolo para identificarse? El Cabrito es altivo, y su más importante prioridad es de ver a los demás de arriba abajo como si fuera mejor que los demás.
En cambio una oveja siempre tiene su cabeza agachada, alimentándose con pasto que está en la tierra (abajo). Puedes marcar con confianza, que cualquier ministro o cristiano que es orgulloso, arrogante, jactancioso, es un hijo del diablo.
Pro 8:13 El temor de Jehová es aborrecer el mal; La soberbia y la arrogancia, el mal camino, Y la boca perversa, aborrezco.
Pro 16:5 Abominación es a Jehová todo altivo de corazón; Ciertamente no quedará impune.

¿Cómo puede un verdadero hijo de Dios tomar un carácter moral altivo y orgulloso que es abominación a Dios? Esto es un engaño del diablo. Se ve quien es quien por esto.


El Cabrito es agresivo

Otra marca de los Cabritos es que son muy agresivos. Siempre están pegándose cabeza contra cabeza con otros Cabritos, y con cualquiera que tiene la mala fortuna de encontrarse en su camino. Tiene cuernos que los usan en contra de otros. Dios nos exhorta a ser tranquilos y a buscar la paz para con otros, porque todo verdadero cristiano tiene y busca esta paz por que su salvación la genera en ellos.
Hebreos 12:14 Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor.

El Cabrito es como su padre (el “león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar” 1Ped.5:8). Gálatas 5:15 Pero si os mordéis y os coméis unos a otros, mirad que también no os consumáis unos a otros.
Lo que vemos es que Dios causa tranquilidad dentro de uno mismo, y para con otros en lugar de un constante ataque, escándalos, agresiones, y murmuraciones. El cristiano tiene prohibido de chismear (1Tim 5:13), blasfemar (Col 3:8; 2Tim 3:2), o calumniar a otras personas (2Tim 3:2-5; 1Ped 3:16), especialmente a sus hermanos en Cristo. Los Cabritos se identifican con este carácter también.
Pablo nos exhortó en 1 Timoteo 6:3-4 y habló de la sana doctrina que produce piedad en la vida de la persona que la tiene, y que “si alguno desea otra cosa… está envanecido, nada sabe, y delira acerca de cuestiones y contiendas de palabras, de las cuales nacen envidias, pleitos, blasfemias, malas sospechas… de hombre corruptos… y privados de la verdad.”
Simplemente es una marca de que la persona no es oveja sino Cabrito si es del tipo que se concentra en que sus hermanos se vean malos, y ellos buenos. Son personas contenciosas (1Tim 3:3; Tito 1:7), siempre buscando pleitos y conflictos.

Tito 3:2 Que a nadie difamen, que no sean pendencieros, sino amables, mostrando toda mansedumbre para con todos los hombres.

Simplemente los hermanos, o la persona quien es como un Cabrito, y que siempre está buscando contiendas y argumentos, problemas con otros por que ellos los buscan, esto es la marca de un Cabrito.

Los Cabritos Siempre Brincan el Redil

Hay otra marca de los Cabritos. Mientras las ovejas siguen a su pastor, los Cabritos son inquietos, siempre brincando la barda. Pienso en Hebreos 13:17 cuando hablamos de esto.
Hebreos 13:17 Obedeced a vuestros pastores, y sujetaos a ellos; porque ellos velan por vuestras almas, como quienes han de dar cuenta; para que lo hagan con alegría, y no quejándose, porque esto no os es provechoso.

Una oveja tiene lealtad a un buen hombre de Dios. Para el pastor es un placer de tener verdaderos cristianos obedientes en su congregación. No tendrá “quejas” en contra de su gente en el día del juicio. Entendemos aquí que en el juicio, Dios va a pedir cuentas por cada miembro de la iglesia con el pastor. Muchos hermanos ni se presentan como miembro, por que:
(1) no asisten regularmente con fidelidad.
(2) si vienen, no tienen comunión y compañerismo con los demás (llegan tarde, y salen antes que alguien pueden hablarles).
(3) no participan en la iglesia, ni en las actividades del evangelismo, enseñanza, ni en la comunidad.
(4) no apoyan económicamente a la obra de Dios a donde supuestamente ellos pertenecen.
(5) andan de iglesia en iglesia, congreso en congreso, buscando la última revelación, novedad o moda espiritual para su patética, cómoda y convenienciera vida espiritual.
(6) no permite al pastor de aconsejarles sobre sus vidas personales. No platican con el pastor los asuntos de su vida, ni se ponen de actitud de buscar o recibir consejos. Lo famoso es que cuando el pastor hace comentario de que están haciendo algo malo, atacan al pastor entre los demás, o se van enojados en lugar de considerar su consejo, Este pastor tiene que representar por el ejemplo de su vida que es la voluntad de Dios. Tiene que ser alguien que es ejemplar en su vida personal. Pero en nuestras iglesias parece que la regla es esta, la lealtad de los hermanos es a los hombres malos, no a los ejemplares, y todos desprecian a un buen hombre de Dios.

Esto viene por que no se alimentan con la Palabra de Dios. Cuando un cristiano obedece y pone en práctica lo que aprende de la voluntad de Dios en los sermones y enseñanzas de un hombre de Dios, entonces existe una lealtad. Pero esta lealtad es primero y sobre todo a Cristo, y luego la persona reconoce la labor espiritual que este hombre de Dios hace entre ellos, y posición sobre las Escrituras, y la lucha espiritual con los miembros de la iglesia. De regañar y exhortar a los hermanos para limpiarles de sus pecados no es popular.
Muchos hermanos se ofenden y salen de la iglesia.
1° Corintios 16:15 Hermanos, ya sabéis que la familia de Estéfanas es las primicias de Acaya, y que ellos se han dedicado al servicio de los santos. Os ruego que os sujetéis a personas como ellos, y a todos los que ayudan y trabajan.

La idea de ayudar es de trabajar juntos con otro. Debemos tener lealtad a los que están sirviendo (diaconando) a los santos, a los que laboran juntos. “Trabajar” aquí significa de crecer cansado, exhausto por trabajo.

De los dos lados vemos problemas, a pastores quienes no son ejemplares en sus vidas y ministerios, y vemos miembros quienes no apoyan con sus vidas y con sacrificio a la obra de Dios donde ellos asisten.

Los Cabritos viven con Mal Humor

Tal vez la peor marca de un Cabrito es su mal humor. No se lo puede satisfacer en nada. Si le das atención se enoja, y si no se queja en contra de ti como él no es importante para ti.

Colosenses 3:13 soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros.

La marca de los hijos de Dios es su cooperación entre sí, su apoyo espiritual y emocional para las vidas del uno al otro, y su aversión de ellos a las quejas del uno en contra del otro. Se aguantan entre sí, y se perdonan cuando el uno le hace mal al otro.

Santiago 5:9 Hermanos, no os quejéis unos contra otros, para que no seáis condenados; he aquí, el juez está delante de la puerta.

El cristiano fiel a Dios siempre tiene en mente que Dios está a la puerta, y por esto no se porta grosero con sus hermanos, ni tampoco con su pastor.
Entonces, ¿Cuál eres tú? ¿Oveja o cabrito? Dios ya sabe, y un día, tu engaño será hecho claro en la eternidad, bueno o malo.
Y tu que eres Oveja o Cabrito?
Bendiciones
Enrique

26 de agosto de 2009

El Testimonio de Jesus el Señor


SALMO 22

Es la historia del necesario abandono del Padre al Hijo, con el fin de justificarnos, cargando en El, el pecado de todos nosotros (Is 53:6b) y la exaltación suprema a quien puso su vida voluntariamente en rescate por todos nosotros conforme al deseo de su Padre (Fil 2:5-11)

Vers 1-2

Sal 22:1 Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado? Estás muy lejos para salvarme, muy lejos para entender mi llanto.
Sal 22:2 Dios mío, te he llamado una y otra vez durante el día y no has respondido. Sigo llamándote por las noches y no encuentro respiro.

He aquí el grito desesperado del huérfano Emmanuel retumbando en el universo “Dios mío, Dios mío ¿porqué me has desamparado? (Mt 27:46)
Detrás de ésta, la mas conmovedora de todas las preguntas se encuentra una asombrosa realidad:

Dios es santo y justo, y esto significa que El tiene que castigar el pecado donde quiera que los encuentre, El no puede hacerse “de la vista gorda”. Aunque el Señor Jesucristo no tenía pecado en sí mismo, voluntariamente asumió la responsabilidad, la pena de todas nuestras culpas (Jn 10:17-18).

Por nuestra causa, Cristo fue desamparado por Dios para que nosotros jamás tengamos que ser desamparados (2Co 5:21), De este modo, cuando leemos de los muy profundos sufrimientos de Cristo, siempre debemos recordar, “El sufrió todo esto por amor a mí”.

Cuando leemos “¿porqué estas tan lejos de mi salvación y de las palabras de mi clamor?“ ahora sé que fue por mí. Y fue por mí que los cielos guardaron silencio delante suyo de día y de noche.

Vers 3

Sal 22:3 Sin embargo, tú eres santo. Tú estás sentado como rey y tu trono son las alabanzas que te rinde Israel*.

En medio de ese clamor, es traída al corazón del Hijo la respuesta.
“Pero es que tú eres santo”, la santidad de Dios demanda la paga del pecado, y el amor de Dios proveyó lo que su santidad demandaba (Rom 5:6-11)

Vers 4 y 5

Sal 22:4 Nuestros antepasados confiaron en ti, y tú los salvaste.
Sal 22:5 Dios mío, ellos pidieron tu ayuda, y tú los ayudaste a escapar de sus enemigos. Ellos confiaron en ti y encontraron una respuesta.

Pero, escuchemos de nuevo¡ el Salvador todavía clama a su Padre, y le recuerda que los patriarcas nunca fueron desamparados¡ Clamaron en fe pidiendo ayuda y su clamor nunca quedó sin respuesta.

Ni una vez fueron avergonzaron cuando clamaron pidiendo rescate. A pesar de su rebeldía Dios siempre acudió en su ayuda. Esa sentencia ¡fue reservada para ser pagada por el inmaculado cordero de Dios¡

Vers 6-8

Sal 22:6 Entonces, ¿por qué no atiendes mis súplicas? ¿Acaso soy un gusano y no un hombre? La gente me desprecia;
Sal 22:7 todo el que me ve se burla de mí. Me hacen gestos de rechazo y me tratan mal.
Sal 22:8 Y dicen: «Que pida ayuda al Señor, a ver si lo salva. Si tanto lo quiere, tendrá que salvarlo».

No solamente fue desamparado por Dios, sino también fue despreciado por los hombres. Las criaturas que sus manos formaron ni siquiera lo reconocieron como hombre, sino mas bien como un gusano. Tuvo que experimentar el escarnio y el rechazo de aquellos que había venido a salvar.


Aun mientras Cristo colgaba del madero, la multitud enardecida que miraba, le ridiculizaba y se burlaba del eterno amante de sus pobres almas., y aunque parezca increíble, encontraron un cántico para mofarse de su aparente debilidad y de su supuesta inutilidad de seguir confiando en su Dios, el cántico sonaba de ésta manera: “se encomendó a Dios, líbrele El, sálvele, puesto que en El se complacía”. (Mt 27:39-43)

Vers 9-11

Sal 22:9 Dios mío, tú fuiste quien me sacó del vientre de mi madre.
Sal 22:10 Has sido mi Dios desde el día en que nací; desde entonces me has protegido.
Sal 22:11 Así que no me dejes, especialmente ahora que el peligro está cerca y no tengo a nadie que me ayude.

Ahora el Hijo de Dios, se acuerda de Belem, y recuerda que fue Dios quien lo sacó del vientre de madre, el que lo preservó durante el tiempo de su frágil infancia, quien lo sostuvo en los tiempos de su juventud hasta llegar a ser adulto, y le pide que ahora también se acuerde de El en la angustia, porque no hay quien ayude.

¡Puedes imaginar el corazón del Padre, al escuchar este clamor de su Hijo¡

Vers 12-13

Sal 22:12 Mis enemigos me han rodeado como toros fuertes; toros fuertes de Basán, listos para atacarme.
Sal 22:13 Me rugen con la boca abierta, como hace un león hambriento.

El distrito de Basán, al este del Jordán, era conocido por sus ricos pastos y sus animales fuertes y gordos (Amós 4:1). Cuando Cristo habla aquí de los toros de Basan se refiere a sus propios paisanos, quienes estaban cercándole para el momento de la matanza. El Mesías de Israel había venido para salvarles (Jn 1:11) ¡y ellos se lanzaron sobre El, como leones tras un cordero¡

Vers 14-15

Sal 22:14 Me siento débil, derramado como el agua. Mis huesos se han dislocado; mi corazón se derrite como cera en mi interior.
Sal 22:15 Toda mi fuerza se ha ido como el agua entre los dedos. Estoy muy débil; tú me has puesto al borde de la muerte.

Todo esto describe los efectos en un cuerpo colgado por las extremidades prolongadamente, y el efecto de la deshidratación, que fueron haciéndole ver que Dios le estaba acostando en el polvo de la muerte.

Vers 16-18

Sal 22:16 Toda esa gente mala me ha rodeado como perros de caza. Me han herido las manos y los pies.
Sal 22:17 Puedo ver mis huesos y contarlos uno a uno. Mientras tanto, toda esa gente sigue observándome.
Sal 22:18 Se reparten mi ropa y apuestan mi túnica.

Esta palabra “perros” se refiere a los gentiles, particularmente a los soldados romanos que lo rodean como una jauría de perros, fueron estos los que por su propia mano llevaron a cabo el cumplimiento de las siguientes cuatro profecías:

* Horadaron mis manos y mis pies

* Contar puedo todos mis huesos

* Repartieron entre si mis vestiduras

* Sobre mi ropa echaron suertes

Vers 19-21

Sal 22:19 Señor, no me dejes solo; tú eres mi fortaleza. ¡Ven pronto a ayudarme!
Sal 22:20 Señor, sálvame del peligro; salva mi vida de esa gente.
Sal 22:21 Aléjame de las garras del león; protege a este pobre hombre de la crueldad de esa gente.

La espada es también referencia a los gentiles, ya que esta era el símbolo del poder estatal (Ro 12:4). Aquí tenemos pues, una referencia muy clara a gentiles y judíos, los perros y la espada representa los gentiles, el león y los toros de Basán, y los búfalos a los judíos.

De donde debemos entender, que no fue una etnia en especial como muchos en el anti-semitismo piensan, sino los pecado de toda la humanidad.

Vers 22-31

Sal 22:22 Dios mío, le contaré a todo el mundo que me has salvado. Te alabaré delante de todos.
Sal 22:23 Alaben al Señor, todos los que lo respetan. Descendientes de Israel, ríndanle honores. Pueblo de Israel, respeta y teme al Señor.
Sal 22:24 Porque el Señor nunca olvida a los humildes cuando están sufriendo. Dios no se avergüenza de ellos. Él no se esconde de ellos cuando le buscan y siempre responde a su llamado.
Sal 22:25 Señor, te alabaré en frente de todos por todo lo que has hecho. Te ofreceré los sacrificios que te prometí.
Sal 22:26 Todos ustedes, humildes de corazón, vengan y coman hasta que queden satisfechos.a Los que vinieron buscando a Dios, adórenlo y serán siempre felices.b
Sal 22:27 Que todos los que están en tierras lejanas, se acuerden del al Señor y regresen a él. Que todo el mundo se postre ante el Señor y lo alabe.
Sal 22:28 Porque el reino es de Dios; él gobierna a todas las naciones.
Sal 22:29 Todos los poderosos del mundo comerán y se postrarán ante Dios. Incluso aquellos que están a punto de morir y hasta los que ya han muerto se postrarán también ante él.
Sal 22:30 Los hijos de ellos servirán al Señor, y toda la gente hablará de él por siempre.
Sal 22:31 Una generación contará a sus hijos todo lo bueno que hizo Dios.

He aquí el gran contraste y la gran transición:
El contraste, de la angustia al triunfo: la cruz es cambiada por la corona. La transición, entre la primera y la segunda venida de Cristo.

Todos estos versículos describen los resultados del poder de su muerte y de resurrección en nuestras vidas.

Este asombroso Salmo termina con las últimas y triunfales palabras del Hijo de Dios en la cruz, “el hizo esto“ : ¡Consumado es¡ (Jn 19:30)

Enrique.

18 de agosto de 2009

3 cosas que suceden como nueva criatura en Cristo



El Padre me acepta

Soy Hijo de Dios.
Jua 1:12 Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios;

Como discipulo soy amigo de Jesus.
Jua 15:15 Ya no os llamaré siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor; pero os he llamado amigos, porque todas las cosas que oí de mi Padre, os las he dado a conocer.

Soy justificado.
Rom 5:1 Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo;

Estoy Unido al Señor y soy uno con El en el Espiritu.
1Co 6:17 Pero el que se une al Señor, un espíritu es con él.

He sido comprado por sus Sangre y ahora pertenezco a Dios.
1Co 6:19 ¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros?
1Co 6:20 Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.

Soy miembro del cuerpo de Cristo.
1Co 12:27 Vosotros, pues, sois el cuerpo de Cristo, y miembros cada uno en particular.

Fui predestinado y escogido por Dios para ser su hijo.
Efe 1:3 Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo,
Efe 1:4 según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él,
Efe 1:5 en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad,
Efe 1:6 para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado,
Efe 1:7 en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia,
Efe 1:8 que hizo sobreabundar para con nosotros en toda sabiduría e inteligencia,

He sido redimido y perdonado por todos mis pecados.
Col 1:13 el cual nos ha librado de la potestad de las tinieblas, y trasladado al reino de su amado Hijo,
Col 1:14 en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados.

Estoy completo en Cristo.
Col 2:9 Porque en él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad,
Col 2:10 y vosotros estáis completos en él, que es la cabeza de todo principado y potestad

Tengo acceso directo al trono de la Gracia por medio de Jesucristo.
Heb 4:14 Por tanto, teniendo un gran sumo sacerdote que traspasó los cielos, Jesús el Hijo de Dios, retengamos nuestra profesión.
Heb 4:15 Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado.
Heb 4:16 Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro.


Estoy Seguro en Cristo.

Soy libre de condenacion.
Rom 8:1 Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu.
Rom 8:2 Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte.

Estoy Seguro de que Dios siempre obrara en cualquier circunstancia para mi bien.
Rom 8:28 Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.

Soy libre de cualquier condenacion y nada me puede separar del amor de Dios.
Rom 8:31 ¿Qué, pues, diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros?
Rom 8:32 El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas?
Rom 8:33 ¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica.
Rom 8:34 ¿Quién es el que condenará? Cristo es el que murió; más aun, el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros.
Rom 8:35 ¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada?
Rom 8:36 Como está escrito: Por causa de ti somos muertos todo el tiempo; Somos contados como ovejas de matadero.
Rom 8:37 Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó.
Rom 8:38 Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir,
Rom 8:39 ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.

Soy establecido, ungido y sellado por Dios.
2Co 1:21 Y el que nos confirma con vosotros en Cristo, y el que nos ungió, es Dios,
2Co 1:22 el cual también nos ha sellado, y nos ha dado las arras del Espíritu en nuestros corazones.

Me escondo con Cristo en Dios.
Col 3:1 Si, pues, habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios.
Col 3:2 Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra.
Col 3:3 Porque habéis muerto, y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios.
Col 3:4 Cuando Cristo, vuestra vida, se manifieste, entonces vosotros también seréis manifestados con él en gloria.

Estoy Seguro de que Dios terminara la Buena obra en mi.
Flp 1:6 estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo;

Soy Ciudadano del Cielo.
Flp 3:20 Mas nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo;

No me ha sido dado espiritu de cobardia, si no poder, amor y domonio propio.
2Ti 1:7 Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.

Soy nacido de Dios y el maligno no me toca.
1Jn 5:18 Sabemos que todo aquel que ha nacido de Dios, no practica el pecado, pues Aquel que fue engendrado por Dios le guarda, y el maligno no le toca.

Ahora tengo Valor en Cristo.

Como pampano estoy adherido a la vid verdadera.
Jua 15:5 Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer.

He sido elegido para llevar y dar Fruto.
Jua 15:16 No me elegisteis vosotros a mí, sino que yo os elegí a vosotros, y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto, y vuestro fruto permanezca; para que todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, él os lo dé.

Soy Templo de Dios.
1Co 3:16 ¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros?

Soy un ministro y embajador de la reconciliacion de Dios con el mundo.
2Co 5:17 De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.
2Co 5:18 Y todo esto proviene de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo por Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliación;
2Co 5:19 que Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados, y nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación.
2Co 5:20 Así que, somos embajadores en nombre de Cristo, como si Dios rogase por medio de nosotros; os rogamos en nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios.
2Co 5:21 Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él.

Estoy sentado en lugares celestiales juntamente con Cristo.
Efe 2:6 y juntamente con él nos resucitó, y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús,

Soy un Poema de Dios.
Efe 2:10 Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.

Puedo acercarme a Dios con libertad y confianza.
Efe 3:12 en quien tenemos seguridad y acceso con confianza por medio de la fe en él;

Puedo lograr todas las cosas en Cristo, quien me fortalece.
Flp 4:13 Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.


Shalom


Enrique